Copa Airlines informa que a partir del miércoles 4 de noviembre, tras siete meses de no operar regularmente debido a las restricciones de viaje impuestas por gobiernos de la región tras la crisis del COVID-19, vuelve a conectar a Asunción en Paraguay con más de 30 destinos en 17 países del continente americano, a través del Aeropuerto Internacional de Tocumen, ubicado en Panamá.

La aerolínea inicialmente operará tres frecuencias semanales que conectarán a Asunción con Cancún, en México; Miami, en Estados Unidos; San José, en Costa Rica; Colombia; Lima, Perú; Jamaica, entre otros.

“Esperamos que el reinicio de vuelos en Asunción pueda ayudar a miles de pasajeros a reencontrarse con sus familiares, atender temas de salud, reuniones importantes, o compromisos familiares o profesionales”, mencionó Christophe Didier, vicepresidente de Copa Airlines. “Seguimos trabajando con los gobiernos de la región para ampliar el número de destinos y así servir a la mayor cantidad de personas posibles”, agregó.

Las personas que deseen viajar en los vuelos disponibles podrán conocer los itinerarios y realizar su reserva ingresando a copa.com, contactando al Centro de Reservaciones de la Aerolínea o a su agencia de viajes. Los pasajeros que poseen un boleto vigente con Copa Airlines podrán gestionar cambios de fecha sin cobro de cargos por cambios. Todos los pasajeros deberán cumplir con los requisitos establecidos por la Aerolínea y las autoridades sanitarias y migratorias del país de destino.

Copa Airlines aseguró que ha reforzado las medidas y protocolos de desinfección, higiene y bioseguridad, para ofrecer un ambiente seguro en cada etapa del viaje. Estas medidas han sido puestas a prueba con éxito en los vuelos operados por la Aerolínea en los últimos cinco meses.

Adicionalmente, todas sus aeronaves están equipadas con filtros de alta eficiencia (HEPA), que purifican hasta un 99.97% de las partículas de virus y bacterias, similar a un quirófano. Además, su sistema de recirculación de aire en cabina renueva el aire cada 2-3 minutos y su desplazamiento vertical evita que se comparta con los pasajeros de los lados y del frente. Esto, combinado con el uso obligatorio de mascarillas en todo momento ofrecen un ambiente sumamente seguro a bordo.