SUBIDA. La escalada de la moneda estadounidense no tiene origen local (Gentileza).
SUBIDA. La escalada de la moneda estadounidense no tiene origen local (Gentileza).
Flyers para tu emprendimiento

En entrevista con Universo 970 AM, Carlos Fernández Valdovinos, economista y extitular del Banco Central del Paraguay (BCP), explicó que la cuestión de la subida del dólar que se vislumbra actualmente no tiene un origen local sino directamente fuera del país.

Al respecto, explicó que cuando se desató la pandemia de COVID-19 se vino una gran crisis a nivel mundial y, por lo general, en situaciones de este tipo lo que hacen los inversionistas es poner su dinero en un lugar seguro, lo cual a su vez generó una salida de capitales de diversos países como el nuestro. “La gente empezó a cambiar su cartera de inversión de monedas regionales al dólar”, indicó el economista.

Asimismo, refirió que Paraguay tuvo una especie de “rezago” en el sentido de que el dólar se mantuvo estable durante todo este tiempo dentro del mercado local, esto mientras la moneda se depreciaba en países como Chile, Perú o Colombia.

Fernández Valdovinos aseguró que “no es una cuestión para preocuparnos”, dando a entender que, pese a la coyuntura que genera una suba como esta, no existirá ningún tipo de efecto negativo demasiado importante. El mismo sostuvo que lo peor que podría ocurrir es “quedarnos con una situación en la que el dólar sea completamente estable”.

ECONOMISTA. Carlos Fernández Valdovinos, extitular del BCP (Gentileza).
ECONOMISTA. Carlos Fernández Valdovinos, extitular del BCP (Gentileza).

En la ocasión, también mencionó que en otros países de la región la cotización del dólar ya “tocó su pico” hace más de un mes y que ahora la situación allí ya se está normalizando. Por su parte, en Paraguay todavía hay un espacio para que siga subiendo.

El expresidente del BCP considera que el dólar debería subir por encima de G. 7.000 porque “hay una obsesión con ese número” y manifestó que si llegara a trepar hasta ese número “no se acaba el mundo”, más aún teniendo en cuenta que Paraguay tiene su propia fortaleza y va a seguir creciendo fuertemente después de que esto pase, lo cual va a ayudar a estabilizar la moneda más adelante.

Según sus estimaciones, la cotización de la moneda norteamericana estaría fluctuando alrededor de los G. 7.000, precio que ya tendría que ser el nuevo precio de equilibrio, a su criterio.