REACTIVACIÓN. López explicó que de los US$ 1.600 millones, ya fueron ejecutados US$ 630 millones (ÚH).
REACTIVACIÓN. López explicó que de los US$ 1.600 millones, ya fueron ejecutados US$ 630 millones (ÚH).
Espacio disponible

El ministro de Hacienda Benigno López, reconoció que contempla sacar un nuevo préstamo, en caso que no se obtengan los recursos suficientes para llevar adelante los programas de recuperación económica. Explicó que de la línea de crédito de US$ 1.600 millones, ya fueron ejecutados US$ 630 millones.

“Tenemos que salir de la recesión de cualquier forma, no podemos quedarnos cortos. Ese plan (de reactivación) tiene que ser vigoroso, y si tenemos que asumir nueva deuda, tenemos que hacerlo, aunque de manera responsable, como siempre. La diferencia es que en esta ocasión no será para gastos corrientes”, dijo López durante la reunión con representantes de gremios empresariales y de la sociedad civil, donde evaluaron las medidas adoptadas en la lucha contra el COVID-19.

El secretario de Estado no entró en detalles, pero ya tiempo atrás había señalado la posibilidad de un nuevo endeudamiento del estado en US$ 500 millones, en caso que no se obtengan los recursos necesarios para la reactivación económica por la COVID-19.

Durante su presentación, el ministro López explicó que dentro de la propuesta se contempla adelantar todos los proyectos de obras públicas con créditos ya aprobados para que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones pueda ejecutarlos. Así también, mencionó que si bien el esquema principal del Plan de Recuperación ya fue aprobado por el Equipo Económico Nacional en su última sesión, los pormenores estarían terminados para la próxima semana para luego iniciar con la socialización.

En otro momento, el titular de Hacienda hizo énfasis en que todos los programas previstos dentro de la Ley de Emergencia Financiera están operativos. Recordó que dicha ley propuso una serie de incentivos para el sector privado en cuanto a la exclusión o limitación de pagos de impuestos y las cargas públicas. Eso se suma a la mencionada línea de crédito destinada a cubrir el fortalecimiento de la salud, la capitalización de algunas entidades financieras para dar créditos, entre otras cosas.