Ciudad del Este: desconocidos asesinan a tiros a un guardia de seguridad

0
153
Flyers para tu emprendimiento

Un guardia de seguridad fue asesinado de dos balazos y los responsables serían tres o cuatro desconocidos que ingresaron al predio de la empresa Gas Porã con intenciones de robar. La firma está ubicada sobre la avenida Julio César Riquelme del Km 7, barrio Ciudad Nueva de la capital de Alto Paraná. El crimen sucedió en horas de la madrugada de ayer.

El fallecido es Fernando Olmedo, de 52 años, quien vivía a pocos metros del lugar, en la fracción El Rocío del barrio Ciudad Nueva. Él recibió dos tiros, uno en el abdomen con orificio de salida en la espalda, y otro en el tórax con orificio de salida en la nuca, según reportó la policía.

Los autores entraron al lugar con intenciones de robo, pero se encontraron con el trabajador, quien efectuó disparos a lo que los delincuentes respondieron de la misma forma, terminando con su vida.

Ante el hecho los malvivientes se dieron a la fuga sin llevar nada del lugar. Ya días atrás, un grupo de delincuentes había robado ovejas de un campo aledaño, que también estaba bajo custodia del ahora fallecido, según los datos.

El local no cuenta con circuito cerrado, pero recurrirán a vecinos que si tienen imágenes. Olmedo trabajaba hace 11 años en la empresa, según los datos. Precisamente, el propietario de la empresa Gas Porã, César Darío Aquino Villalba (60), fue quien encontró el cadáver.

El empresario dijo a los agentes policiales que a las 3:30 hs. llamó por celular al guardia y como no respondía,  decidió dirigirse a su empresa. Encontró el cuerpo inerte de Olmedo, tirado en el suelo. Dijo que inmediatamente comunicó el hecho a la policía a través de una llamada al 911.

Por su parte, Julio César Aquino Ramírez (30), vecino del lugar, dijo que horas antes escuchó varios disparos provenientes del predio de la firma. Agregó que vio de tres a cuatro sujetos que salieron rápidamente del lugar.

En tanto, Augusto Olmedo Núñez (28), hijo del guardia asesinado, mencionó que cuando acudió al sitio encontró a su padre ya sin vida y al lado su escopeta y una vainilla servida. Presumen que el guardia había disparado contra los intrusos, antes de ser alcanzado por las balas asesinas.

Los policías encontraron que en dos pates fue cortado el alambrado y presumen que por esos sitios habían ingresado los bandidos y luego volvieron a escapar por el mismo lugar.

En la escena del crimen intervinieron la fiscala de feria Estela Marys Ramírez y el médico forense Hugo Cáceres; este diagnosticó como causa de muerte de Olmedo: shock hipovolémico causado por heridas de arma de fuego. También intervinieron agentes del Departamento de Criminalística y de Investigación de Delitos de la Policía.