Coronavirus: India lucha con el éxodo de trabajadores migrantes

Miles de personas huyen de Nueva Delhi, ya que el bloqueo de 21 días efectivamente deja sin trabajo a los trabajadores que viven de las ganancias diarias.

0
135

NUEVA DELHI – Un bloqueo nacional en India, el más grande del mundo, por la pandemia de coronavirus, está causando estragos en miles de trabajadores migrantes en la capital, Nueva Delhi. Con pocas opciones de transporte disponibles, miles de personas, en su mayoría jóvenes jornaleros, pero también familias, han recurrido a los desplazamientos a pie durante el cierre de 21 días que comenzó el miércoles.

Los trabajadores comenzaron a huir de Nueva Delhi después de que el primer ministro Narendra Modi anunciara el cierre, que efectivamente dejó sin trabajo a millones de indios que viven de las ganancias diarias. Los proyectos de construcción, los servicios de taxi, el servicio de limpieza y otros empleos del sector informal se detuvieron repentinamente.

Modi dijo que la medida extrema era necesaria para detener la propagación del coronavirus en India, que ha confirmado más de 900 casos y 20 muertes, y donde millones viven en condiciones de hacinamiento sin acceso regular a agua limpia.

El Ministerio de Finanzas de la India anunció un paquete de estímulo económico de 1,7 billones de rupias (US$ 22.000 millones) que incluirá la entrega de granos y raciones de lentejas durante tres meses a 800.000.000 de personas, alrededor del 60% del segundo país más poblado del mundo.

Éxodo masivo de trabajadores

Pero miles de los más vulnerables de la India, que temen morir no por la enfermedad causada por el nuevo virus sino por el hambre, han decidido no esperar.

Ram Bhajan Nisar, pintor, su esposa y sus dos hijos, de cinco y seis años, formaban parte de un grupo de 15 que partieron a pie desde Nueva Delhi a Gorakhpur, una aldea en el estado de Uttar Pradesh, en la frontera con Nepal, a unos 650 km de distancia. «¿Cómo podemos comer si no ganamos?», Nisar preguntó, agregando que su familia tenía suficiente para pasar cuatro o cinco días sin trabajo, pero no las tres semanas completas de la orden de quedarse en casa.

Opinión

Nisar dijo el sábado pasado que un autobús había llevado a su familia de la noche a la mañana desde el paso fronterizo hacia el distrito de Uttar Pradesh, Shahjahanpur. Desde allí caminaron y hicieron autostop en un carro tractor de granja. Su hambre disminuyó temporalmente por una comida en un templo sijista y los buenos samaritanos en el camino mientras se acercaban a casa. Planearon esperar en una parada de autobús el transporte del Gobierno para llevarlos el resto del camino.