Flyers para tu emprendimiento

Un tribunal egipcio condenó a cinco mujeres influyentes de las redes sociales a dos años de cárcel cada una por cargos de violar la moral pública.

El veredicto contra Haneen Hossam, Mowada al-Adham y otras tres se produjo después de haber publicado imágenes en la aplicación para compartir vídeos TikTok.

El fallo, que se puede apelar, incluyó una multa de 300.000 libras egipcias (18.900 dólares estadounideses) por cada acusada, señaló la fuente.

Se acusó a Haneen Hossam, de 20 años, estudiante de la Universidad de El Cairo, de alentar a las mujeres jóvenes a conocer hombres a través de una aplicación de vídeo y entablar amistades con ellos, recibiendo una tarifa de acuerdo con la cantidad de seguidores que vieron estos chats.

Mawada al-Adham, una influyente de TikTok e Instagram con al menos 2.000.000 de seguidores, fue acusada de publicar fotos y vídeos indecentes en las redes sociales. Las otras tres mujeres fueron acusadas de ayudar a Hossam y Al-Adham a administrar sus cuentas de redes sociales, según la acusación pública.

El abogado de Al-Adham, Ahmed el-Bahkeri, confirmó las sentencias y dijo que apelarían el veredicto.

Hossam fue arrestada en abril después de publicar un clip de tres minutos que le decía a 1.300.000 seguidores que las niñas podían ganar dinero trabajando con ella.

En mayo, las autoridades arrestaron a Adham que había publicado vídeos satíricos en TikTok e Instagram. El abogado el-Bahkeri dijo que las jóvenes enfrentaban cargos separados por las fuentes de sus fondos.

«Indicador peligroso»

La penetración de Internet ha alcanzado a más del 40% de la población juvenil de Egipto de más de 100.000.000. «El veredicto es impactante, aunque se esperaba. Veremos qué sucede en la apelación», dijo Intissar al-Saeed, abogado de derechos de las mujeres. «Sigue siendo un indicador peligroso… Independientemente de las opiniones divergentes sobre el contenido presentado por las chicas en TikTok, todavía no es motivo de encarcelamiento», agregó.

Varios activistas de derechos humanos recurrieron a las redes sociales para condenar los arrestos. Un hashtag de tendencia en árabe que se traduce como «con el permiso de la familia egipcia» fue ampliamente utilizado en una campaña de redes sociales en línea para llamar la atención sobre el caso y exigió la liberación de las mujeres influyentes.