El BCP se “lava las manos” ante el mercado negro de dólares

El problema de la recepción de las divisas estadounidenses se debe a que en la actual coyuntura resultan un sobrecosto.

0
76

Las entidades financieras están poniendo cada vez más trabas para recibir billetes de las series CB, D y otras; una situación que no es nueva, pero que se agravó en los últimos meses ante la imposibilidad de los bancos de exportarlos de manera legal en grandes cantidades por la pandemia y por los costos que implican tanto en mantenerlos o colocarlos afuera.

En el mercado cambiario informal que funciona en el microcentro asunceno existe desde hace años la diferenciación entre distintas emisiones del billete de dólar. Se trata de los dólares también conocidos como «cara chica» y los «cara grande» o también simplemente los «verdes» y los «azules».

Por los primeros se llega a pagar hasta 30.000 guaraníes menos por cada 100 dólares (que hoy valen ₲ 700.000, es decir hasta un 4% menos) y por lo que cada vez menos ahorristas los quieren. La novedad es que ahora eso también comenzó a trasladarse con más fuerza a los bancos, que priorizan la recepción de los denominados dólares azules (los nuevos) y ponen todo tipo de trabas a los anteriores, para evitar decir directamente que no los quieren.

Según los banqueros, el problema de la recepción de dólares no pasa por una cuestión de liquidez sino que en la actual coyuntura (con un impuesto del 1% aplicado por el Banco Central del Paraguay (BCP) para la recepción de billetes físicos y ante la imposibilidad de exportarlos) resultan un sobrecosto.

Los bancos ponen cada vez más trabas para recibir billetes antiguos de dólar (Pepe Costa).

De hecho los bancos venían cobrando tasas superiores al 5% para depósitos físicos en dólares desde finales del 2019, situación que fue revisada y topeada por el Congreso en junio pasado ante la avalancha de quejas de agentes que operan en dólares, sobre todo el sector importador y de los propios clientes, quienes consideraron abusivas las tasas.

Contrabando de dólares

Todo esto sucede ante la mirada pasiva del BCP que no da una salida al tema. Según algunos agentes financieros, «no saben qué hacer» o directamente «se lavan las manos». Contactamos vía canales oficiales del BCP para obtener respuestas, pero al cierre de esta edición no hubo retorno.

En una de sus últimas intervenciones públicas sobre el tema, el titular de la banca matriz, José Cantero, indicó a 1020 AM: “esta es una decisión particular y privada donde las empresas y los particulares toman las decisiones que quieren para aceptar o no. El BCP no tiene ninguna autoridad para determinar qué se acepta o no”.

Según los cambistas que operan el el microcentro, Villa Morra y ciudades fronterizas con Brasil y Argentina, los dólares comercializados en la calle o en casas de cambio (en negro) son enviados a estos países a través del conocido contrabando hormiga, una modalidad bien conocida por las autoridades de los tres países

Así, tanto en Paraguay como Argentina no se lleva en cuenta el comunicado del Banco Central estadounidense en el que “se advierte a los consumidores de todo el mundo que no es necesario cambiar los billetes de 100 dólares del diseño anterior por los nuevos. Es la política del Gobierno de los Estados Unidos que todos los diseños de la moneda de los Estados Unidos sigan siendo moneda de curso legal, independientemente del momento de su emisión”.

Una posible solución para los billetes viejos es enviarlos a los Estados Unidos para su reposición por los nuevos, pero esta operatoria está trabada por la pandemia, aparte del sobrecosto y la burocracia.