Flyers para tu emprendimiento

Para el martes, había nueve casos positivos en la fábrica de pollo de Perthshire en Coupar Angus (localidad situada en el municipio de Perth and Kinross, en el centro-norte de Escocia), pero Nicola Sturgeon (50), primera ministra de Escocia, dijo que esperaba que esa cifra aumentara.

El sitio de prueba, en una carpa en los terrenos de la fábrica, se instaló para controlar a los 900 empleados. The Courier reveló el lunes que el brote fue iniciado por un gerente de la planta de George Street, quien contrajo el virus de un pariente cercano. La fábrica se cerró el lunes por la mañana y se espera que permanezca cerrada durante algún tiempo.

En su sesión informativa diaria, Sturgeon dijo: «Hasta ahora puedo informar que este brote tiene nueve casos confirmados asociados, pero me sorprendería mucho, aunque agradablemente, si no vemos que ese número aumenta en los próximos días. Siete de los casos hasta ahora son empleados de la fábrica y dos son personas de la comunidad en general. El rastreo de contactos está en curso».

Agregó que la fábrica que emplea a aproximadamente 900 personas cerró el lunes y una unidad de prueba móvil está en el sitio hoy para que toda la fuerza laboral pueda ser probada. «Ahora, este es un grupo complejo y potencialmente significativo -dijo Sturgeon-. Además de la preocupación primordial de salud pública relacionada con el brote, el cierre de la planta tiene potencialmente, por supuesto, un impacto económico».

El brote fue iniciado por un gerente de la planta de George Street

“También debemos considerar posibles problemas de bienestar animal. Los animales que habrían sido enviados a la fábrica en los próximos días no pueden enviarse allí actualmente, así que por todas estas razones estamos monitoreando todos los aspectos de esta situación con mucho cuidado y de cerca», agregó la primera ministra.

Cuando se le preguntó si el caso podría conducir a un bloqueo local, Sturgeon dijo: “Voy a ser muy cautelosa a la hora de especular aquí. No descartamos nada cuando nos enfrentamos a clusters (grupos de industrias)».

ESCOCIA. Nicola Sturgeon, primera ministra.

“Si no podemos mantener un cluster bajo control únicamente mediante la prueba y protección, siempre deben ser posibles medidas adicionales. Pero eso no es una indicación, de una forma u otra, de lo que podría suceder en Coupar Angus», arremetió.

Nadie en la fábrica estuvo disponible para hacer comentarios el martes. Un portavoz a principios de esta semana dijo: «Nuestra prioridad sigue siendo la seguridad y el bienestar de todos los colegas, y estaremos revisando la situación de cerca en asociación con los grupos de trabajo de COVID-19 regionales y nacionales pertinentes de Escocia antes de reiniciar la producción».