Fuerzas de seguridad de Birmania rodean a manifestantes

Más de 60 manifestantes han muerto y unas 2.000 personas han sido detenidas por las fuerzas de seguridad / Reuters

0
35
REPRESIÓN. En Birmania, la policía y los militares están con todo (AP).

Disparando gases lacrimógenos y balas de goma, las fuerzas de seguridad de Birmania (sudeste asiático) atraparon hoy miércoles a cientos de manifestantes en contra de la Junta Militar hasta altas horas de la noche en dos distritos de Yangon, lo que llevó a la embajada de Estados Unidos a pedir la retirada de las fuerzas.

Algunos manifestantes que lograron evadir los bloqueos establecidos por la policía en las calles circundantes contaron de decenas de arrestos y dijeron que algunos de los que fueron atrapados fueron golpeados.

Más de 60 manifestantes han muerto y unas 2.000 personas han sido detenidas por las fuerzas de seguridad desde el golpe de Estado del 1 de febrero contra la líder electa Aung San Suu Kyi, dijo el grupo de defensa de la Asociación de Asistencia para Prisioneros Políticos.

Muchos obreros ferroviario son parte de un movimiento de desobediencia civil

Un portavoz de la Junta no respondió preguntas. El Ejército ignoró la condena de sus acciones, como lo ha hecho en períodos pasados, cuando los estallidos de protesta fueron reprimidos por la fuerza.

La televisión estatal MRTV anunció órdenes de arresto contra algunos de los líderes de protestas juveniles más conocidos y mostró una foto de 29 manifestantes buscados.

ENFRENTAMIENTOS. Partidarios de los militares de Birmania lanzan objetos a los residentes en Rangún durante una marcha el jueves pasado (AFP).

Los manifestantes han pedido protección internacional y acción contra la Junta. Pero en Nueva York, el Consejo de Seguridad de la ONU no llegó a un acuerdo sobre una declaración que habría condenado el golpe en Birmania, pidió moderación por parte de los militares y amenazó con considerar «nuevas medidas».

Es probable que las conversaciones sobre la declaración continúen, dijeron diplomáticos. Los miembros con poder de veto, China y Rusia, se han resistido a la acción propuesta por los países occidentales.

Hoy la policía irrumpió en un complejo en Yangon que albergaba al personal ferroviario y rodeó a cientos de manifestantes en el distrito de North Okkalapa, en otra parte de la ciudad. Más de 100 personas fueron arrestadas en los dos sitios, dijeron testigos.

Gran parte del personal ferroviario es parte de un movimiento de desobediencia civil que ha paralizado los negocios del Gobierno e incluyó huelgas en bancos, fábricas y tiendas.

«Queremos democracia»

La embajada de Estados Unidos pidió a las fuerzas de seguridad que se retiraran del norte de Okkalapa, donde dijo que se habían rodeado «estudiantes y civiles inocentes». Algunos manifestantes dijeron más tarde que habían podido escabullirse después del anochecer.

Un joven dijo en un mensaje a Reuters que otros manifestantes habían sido golpeados y abofeteados. Escapó escondiéndose en una lavadora grande, dijo. “Mañana seguiré protestando. No voy a dejar de hacerlo. El objetivo es muy claro: queremos democracia. Queremos que nuestro Gobierno electo regrese ”, dijo, sin querer que se publique su nombre.

En las ciudades centrales de Mingyan y Monywa, la gente desafió las órdenes del toque de queda nocturno para realizar vigilias con velas.

- Advertisement - Instalación de vidrios templados

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.