El lado humano y las emociones anémicas (Pandemia)

Reflexiones de antes y después

0
106
Flyers para tu emprendimiento

COVID-19. La investigación muestra que los ojos son una fuente potencial de contagio (Gentileza).

Descripción por el lado poético:Juan

Desde los años que ya pasaron y el tiempo hasta ahora, tal vez esa mismísima soledad haya sido una gran amiga de tus silencios, preocupaciones, y en medio de la nada una cuarentena te haya mostrado quienes están a tu lado en tu modo del lado humano debilitado y desesperado…

Una ayuda, por ejemplo. En esto, yo vi amigos resucitados a quiénes creía finalizados en el tiempo … Pero quizás hayas visto la inmensidad de la soledad contra el mundo. O a alguien irse, sin oxígeno…

El vacío también enseña.

Amerita dar gracias a esas personas. Revisa tu agenda y redescubre otra vez quién ha estado contigo en una distancia ofreciendo una ayuda, o también, un consejo.

Yo conocí en estos años a hoy, a los de siempre, como si se tratase de gente nueva y descubrí quiénes realmente eran. También conocí gente nueva y viejas amistades como si llegaran sabiendo que tú, los necesitas.

También me despedí de aquello que me consumía, me deshumanizaba, y abrí puertas que ni imaginaba: esas oscuras o de teñir a terrorífica… – Pero hubo luz de igual manera.

Hoy le doy las gracias a este universo. Me desprendía de mí mismo causándome tanto daño.

Los que saben… el «qué» pues, lo sabemos, como amigos.

Hay que confesar con esta pandemia: me enseñó que quienes tienen mucho y aun son infelices, serán pobres siempre. Y que aquellos que son felices con poco, son bendecidos.

– Que una persona que no te valora, se ha perdido para siempre. No importa cuántos sacrificios hagas. Será siempre igual.

Que plantar cara a esta pandemia te ayudará a superar tus miedos y darás un paso más hacia la escalada.

¡Qué importa cuánto, qué, o quién seas! – En la manera que te midas y pienses de ti, lo conseguirás. Lo que realmente no tiene importancia es el qué dirán de ti.

Cuando paso a paso veas un crepúsculo al final del camino, solo sigue tus objetivos y te sorprenderás. Porque después de todo, lo más grandioso es mirarse a sí mismo desarrollándose. Más aún, yo creo que si vas aprendiendo que, si vamos solos, no llegaremos muy lejos.

Lo que será para ti, llegará siempre.

Y de aprisa abriré ahora una puerta, he ido paso a paso tras mis sueños. Pero con cuidado de que quienes no te construyen, te destruyen.

Siempre se aprende algo. Yo aprendí a empezar de nuevo y a dejar crecer el alma.