Flyers para tu emprendimiento

El interventor de la Municipalidad de Lambaré, Amancio Rivas, detectó un millonario faltante de dinero registrado durante dos años de la administración del intendente liberal Armando Gómez. El equipo interventor comprobó la existencia de un verdadero esquema de recaudación paralela que desvío G.15.000 millones (US$ 2.380.952) de fondos entre 2018 y 2019.

El presidente de la Junta Municipal de Lambaré, Guido González, confirmó este millonario monto y señaló que los concejales denunciaron hechos de corrupción en la gestión de Gómez ya desde 2016. Ayer, presentaron nuevas pruebas ante la Fiscalía de Delitos Económicos sobre irregularidades en la administración del intendente separado del cargo.

“Un equipo trabajaba para estos actos delictivos, el gran capitán del equipo es Armando Gómez. La Junta siempre denunciaba, pero nunca tuvimos acceso, siempre se maquillaron todos los informes que iban a la Junta. Si no había intervención esto no se iba a dar conocer», expresó González en contacto con 1000 AM.

El concejal González afirmó que se trata de un verdadero esquema de recaudación paralela y de una verdadera estafa a los contribuyentes lambareños. Calificó como un “trabajo muy fino” al desvío de fondos por parte de la administración de Gómez a más de 9.000 ciudadanos afectados.

El equipo interventor finalizó la auditoria que inició en diciembre de 2019, cuyo informe será remitido a la Fiscalía y al Congreso Nacional, que deberán tomar una determinación sobre el intendente apartado. Igualmente se enviará al Poder Ejecutivo. En tanto que Rivas continuará su trabajo hasta el 26 de marzo. Gómez está imputado por lesión de confianza.

“Hemos recuperado completamente el sistema informático que ha sido borrado en su momento. Hemos logrado recuperar todo otra vez y concuerda plenamente con las boletas de pago de impuestos en diversos conceptos que el Ministerio Público ha lacrado en su momento y que hemos solicitado el deslacrado de la misma”, expresó Rivas en contacto con Unicanal.

Ciudadanos estafados

En total, el equipo interventor detectó un perjuicio patrimonial de G. 148.000 millones (US$ 23.492.063) de diversas administraciones en la Municipalidad de Lambaré, entre los cuales corresponden G. 59.000 millones a la administración de Gómez desde el año 2015.

Rivas confirmó que se comprobó la falta de transferencias del 15% de las recaudaciones para Gobernación Central, falta de transferencia del 15% al Ministerio de Hacienda en concepto de impuesto inmobiliario y faltante en la Caja de Jubilados y Pensionados del personal municipal.

El interventor comentó que los pagos por impuestos inmobiliarios nunca fueron ingresados a las arcas del municipio, por lo que se comprueba la existencia de una caja paralela.