Las enseñanzas que (probablemente no) aprenderemos de la pandemia

- por Sergio Etcheverry

0
214

Inmersos en el día a día de la pandemia (los que perdieron su empleo o vieron su emprendimiento o empresa en cero, los que reciben ayuda y los que no, los que no pueden estudiar o lo hacen por Internet, los que vuelven y los que los reciben y todos los infinitos etcéteras) muchas veces olvidamos el después de esto.
Para cada uno de nosotros, esto puede (y quizás debe) marcar un antes y un después. Pero… ¿lo será para nuestras autoridades? ¿Representará un cambio para el país?
Una de las grandes enseñanzas que nos debe dejar es una revisión de punta a punta de los sistemas de adquisición del Estado, ya sea insumos médicos, muebles, vehículos o cualquier cosa. La miserabilidad de algunos expertos en aprovechar los recovecos de leyes y procedimientos para asestar golpes económicos, quedó expuesta una vez más. Ajustar sistemas, revisar las normas y fundamentalmente, ver la manera de castigar rápida y ejemplarmente a quienes se aprovechan de las compras públicas, aun poniendo en riesgo la vida de miles (o eventualmente cientos de miles) de paraguayos.
Otro aspecto interesante es la profesionalización de los “compradores” y “constructores” del Estado. ¿Es lógico que un ministro con perfil profesional médico esté inmerso en el tema de las compras? ¿El delinear la política sanitaria deja tiempo para esos “pequeños” detalles? Y lo extiendo a todas las carteras del Estado: ¿es lógico que un ministro de Educación, dejando de lado el caso puntual del actual, deba ordenar y controlar construcciones de escuelas, por ejemplo? ¿No sería lógico que el Ministerio de Obras las ejecutara, de acuerdo a las necesidades especificadas por el ministerio en cuestión?
Por último, en tiempos de crisis es cuando vemos la necesidad imperiosa de recortar los gastos superfluos. Se dio un pequeño paso al presentar el proyecto de eliminar a los parlasurianos. ¿Seguiremos más profundo y hablaremos de las gobernaciones y sus concejales, de los asesores en los diferentes entes, de los cargos inventados por aquí y por allá?
El tiempo dirá… yo no soy muy optimista…