ALCOHOL. El maíz se utiliza también para la producción de etanol (LN).
Flyers para tu emprendimiento

Hasta agosto, la exportación de maíz correspondiente a la zafriña 2020 registró una reducción de 64,7% en relación al mismo periodo del año pasado. Esto, debido a un retraso en los envíos por complicaciones en la frontera con Foz de Yguazú, una producción disminuida y una alta demanda interna del grano. El principal comprador continúa siendo Brasil con el 81% de participación.

“De mayo a agosto se exportaron 466.188 toneladas de maíz, es decir, 856.476 toneladas menos que en el mismo lapso del 2019, cuando los envíos totalizaron 1.322.664 toneladas. Se trata de una importante disminución que se debe a varios factores, el principal es que con la pandemia los controles en la frontera se incrementaron y se cambiaron los horarios de cruces lo que ocasionó y sigue ocasionando demora en la salida de los camiones”, explicó Sonia Tomassone, asesora de comercio exterior de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco).


ASESORA. Sonia Tomassone, de la Capeco (LN).

“Otro motivo de la reducción es que tenemos una menor producción en relación a la zafra anterior. Los retrasos en la cosecha de soja por las cuestiones climáticas que están afectando al país también llevó a los productores a retrasarse con la colecta de maíz, entonces hay menos disponibilidad”, añadió la asesora.

Tomassone señaló que a lo mencionado se suma además una alta demanda interna del producto, requerido sobre todo para la producción de etanol. “Estamos entre 500.000 a 600.000 toneladas a nivel interno y con la baja producción que tenemos obviamente esto termina afectando los envíos”, afirmó.

Con respecto a los principales mercados de exportación, detalló que Brasil se mantiene como el principal receptor del cereal nacional, concentrando el 81% de los envíos. Luego, se encuentra Uruguay con el 10%, Chile (0,07%) y mercadería en tránsito fluvial (9%), cuyos destinos fueron Corea del Sur y Arabia Saudita.

Producción 2020

En cuanto a la producción, Tomassone comentó que hay regiones que ya iniciaron la siembra y otras aún no. “Muchos productores están esperando las lluvias para arrancar, ya que se necesita de humedad en los suelos para lograr una buena germinación. Lastimosamente parece que las lluvias llegarán recién a mediados de octubre, ese es el motivo por el cual aún no se da una siembra masiva como normalmente sucede en años anteriores”, indicó.

“Hoy estamos prácticamente igual que en la zafra pasada, en 2019 la siembra también se realizó en octubre pero a pesar de todo el retraso tuvimos una muy buena producción, esperemos que esto se repita nuevamente este año”, concluyó.