TELETRABAJO. En tiempos de pandemia el proyecto se torna aún más importante (Nadia Monges).
TELETRABAJO. En tiempos de pandemia el proyecto se torna aún más importante (Nadia Monges).
Flyers para tu emprendimiento

La pandemia del COVID-19 hizo que el teletrabajo pase de ser una opción a casi una necesidad para ciertas empresas que no pueden operar a causa de la crisis sanitaria. Actualmente el proyecto de ley de teletrabajo, ideado por Matías Chaves, estudiante de Derecho, y presentado por los diputados Sebastián Villarejo y Sebastián García, cuenta con media sanción en la Cámara Baja.

Villarejo explicó al portal economia.com.py que el proyecto se presentó en diciembre de 2019, teniendo en cuenta los avances en el teletrabajo en todo el mundo e incluso en Paraguay. Según el diputado, el objetivo principal de esta iniciativa es brindar a esta nueva relación laboral un marco legal que garantice los derechos y establezca las obligaciones para ambas partes, así como los intereses del empleador y el empleado.

Para el proyecto de ley se hizo legislación comparada con otros países

El legislador sostuvo que existen personas que buscan «burlar» ciertos derechos laborales con el trabajo a distancia, por lo tanto, esta ley busca brindar seguridad y previsibilidad para los teletrabajadores. Aclaró que la normativa no buscará obligar a ningún empleador o trabajador a adoptar la modalidad. En ese sentido, mencionó que el teletrabajo debe darse a partir del común acuerdo entre ambas partes.

«No hay ninguna diferencia entre trabajadores presenciales y teletrabajadores y es eso lo que buscamos establecer con nuestro marco legal, se establecen sí algunos marcos específicos sobre cómo se hace ese tipo de contrato laboral que tiene que ser de común acuerdo entre ambas partes, es decir, no se le puede obligar a nadie a hacer esto», explicó.

En otro momento, VIllarejo refirió que el teletrabajo es una referencia de este nuevo siglo, y que el trabajo actualmente está enfocado más bien en el logro de metas y objetivos que en los horarios y la presencia. «Tenemos que acomodarnos a un nuevo mundo, que pueda existir un trabajo mucho más por objetivos, un trabajo por metas logradas que solamente pensar en el horario y la presencia y hemos llegado al absurdo, principalmente en la función pública, de que se cobra por presentismo, como si estar en el lugar de trabajo nomás vale, y en realidad lo importante acá son los objetivos, las metas y los resultados», mencionó.

Por otra parte, mencionó que para el proyecto de ley se hizo legislación comparada con otros países, y se compartió el proyecto con expertos a nivel local. También se contó con dictámenes del Ministerio de Trabajo, la Asociación de Abogados y otros entes.

Entre los beneficios que ofrece el teletrabajo, el diputado mencionó el abaratamiento de los costos al empleador en gastos como infraestructura, servicios públicos y otras cuestiones que deriven directamente de la presencia de los colaboradores; mientras que para el trabajador, se encuentran la flexibilidad de horarios y evitar el traslado.