Flyers para tu emprendimiento

Se han descubierto accidentalmente restos de mamut cerca del Círculo Polar Ártico en Rusia, el último hallazgo arqueológico sorpresa a medida que el cambio climático acelera el deshielo del permafrost (capa del suelo permanentemente congelada en las regiones polares) y expone los esqueletos de animales antiguos enterrados durante mucho tiempo.

MAMUT. Los restos son al menos el segundo descubrimiento gigantesco durante el verano (Gentileza).

Los trabajadores de Gazprom Neft se toparon con el cráneo y el colmillo del animal del tamaño de un elefante a principios de agosto mientras trabajaban en su campo petrolífero más septentrional en la remota península de Yamal. «Ahora los trabajadores están buscando otros restos de mamut y esperando la llegada de los arqueólogos», dijo la compañía, una subsidiaria del gigante energético Gazprom, en sus páginas de redes sociales.

Una foto del hallazgo mostraba grandes fragmentos de cráneo y colmillos sobre la nieve. Los restos son al menos el segundo descubrimiento gigantesco durante el verano históricamente caluroso de este año en el Ártico ruso, una de las regiones del mundo que se calienta más rápido.

Las temperaturas del Círculo Polar Ártico se han disparado a casi 40 ºC

En julio, los arqueólogos descubrieron un esqueleto de mamut lanudo bien conservado en el distrito autónomo de Yamal-Nenets. Ese raro descubrimiento incluyó parte del cráneo del animal, su mandíbula inferior, varias costillas y un fragmento de pie con algunos tejidos blandos aún intactos. Se cree que los mamuts lanudos, que vagaban por el norte de Eurasia y América del Norte, se extinguieron hace 10.000 años. Se han descubierto varios esqueletos de mamut en Siberia.

Las temperaturas por encima del Círculo Polar Ártico se han disparado a casi 40 grados Celsius este verano. Los científicos del clima advierten que el derretimiento del permafrost podría contribuir aún más al calentamiento global al liberar cantidades masivas de gases de efecto invernadero a la atmósfera.