Flyers para tu emprendimiento

El nuevo Galaxy Z Flip costará 1.500 euros con una capacidad de 256 GB. Estará disponible en color negro y púrpura, pero no habrá variaciones de capacidad o memoria interna.

La razón de esta nomenclatura en el nombre del equipo, Galaxy Z Flip, está en su diseño. La principal novedad en esta ocasión pasa por un delgadísimo cristal flexible (Ultra Thin Glass) que permitirá disfrutar de mayor protección sobre el delicado panel OLED. Gracias a la nueva interfaz, el teléfono ajustará las ventanas según la manera en la que lo tenemos plegado. Con el uso de la función Multi Active Window las aplicaciones se ajustarán adecuadamente a la pantalla para que podamos utilizar dos al mismo tiempo sin problemas.

Tiene un modo llamado Flex Mode

Una pequeña pantalla externa se encargará de ofrecer la información relacionada con notificaciones y llamadas entrantes, de manera que no tengamos que abrir el dispositivo. Es una pantalla a color bastante pequeña, pero parece ser bastante útil gracias a los gestos y a la interfaz que muestra. Y es que tocando la notificación, abriremos la aplicación relacionada en el momento que despliegues la pantalla del teléfono.
Con un modo llamado Flex Mode, la pantalla podrá dividirse en dos partes y ajustar el ángulo de plegado de diferentes maneras. Ya sea para ver un video, tomar una selfie o navegar por Internet, podrás ajustar la bisagra Hideaway en diferentes ángulos para que puedas incluso apoyar el teléfono en una mesa.