Según Pettengill precio del ganado seguiría subiendo a pesar de la pandemia

0
62
Flyers para tu emprendimiento

Los casos positivos de Covid-19 en trabajadores de la industria frigorífica encendieron las alarmas de las autoridades nacionales y de la cadena cárnica nacional; actualmente hay nueve plantas exportadoras con el protocolo sanitario activado y cientos de obreros cumpliendo cuarentena.“Estamos preocupado porque la industria no está ajena al problema sanitario nacional”, resaltó el Presidente de la Cámara Paraguaya de la Carne (CPC) y agregó: “En casi todas las plantas tenemos afectados y, aunque en la mayoría de las plantas son pocos casos, al trabajar en cuadrillas implica una baja en la actividad”.Luis Pettengill dijo a Valor Agro Radio que a la fecha todas las plantas exportadoras tienen infectados, a excepción de FrigoChorti y FrigoNorte, una ubicada en el Chaco y la otra no está funcionando. “La única planta con contaminación grande es Frigorífico Mussa, hay unas 400 personas en cuarentena y más de 100 con resultado positivo”, explicó.Athena Foods, propietaria de Frigorífico Mussa, anunció la suspensión temporal de las actividades el pasado 1 de agosto, a pesar que las autoridades sanitarias ratificaron que no hay más riesgos de contagios, según expresó la compañía en un comunicado.Además, Pettengill comentó que “hay rabinos contagiados en todas las plantas pero con casos aislados”, a diferencia de Mussa donde “los rabinos infectados fueron 14 de 19, aproximadamente”. “Todos están en cuarentena en albergues especiales para las cuadrillas”, añadió.

El empresario aseguró que los contagios “no se producen en las plantas”, sino que la mayoría son “durante los fines de semana cuando los trabajadores tienen libre y se juntan a compartir momentos”.De todos modos, explicó que el lugar de la planta en donde suceden más contagios es en el desosado, lo que implica “menor cantidad de gente” para cumplir las operaciones. “La reacción normal es reducir la faena, si se procesan 600 animales se pasa a 400 cabezas para poder depostar todo lo que se está matando”, indicó el Presidente de la CPC.Sin embargo, Pettengill estimó que no habrán bajas de precios para las haciendas, por el contrario “el ganado va a ir subiendo su valor hasta recuperar las referencias pre Covid-19 para septiembre u octubre”.El Presidente del gremio de frigoríficos dijo que “no me arriesgaría a pensar en un novillo a US$ 3”, pero “a los US$ 2,70 a US$ 2,80 seguro puedo arriesgar esa predicción”, “siempre y cuando el mundo y los mercados se vayan recomponiendo”.