Tecnología de recarga para fomentar los vehículos eléctricos

0
215
Motor
Motor
Flyers para tu emprendimiento

En el sector automovilístico, el grupo Renault anunció el lanzamiento oficial del proyecto , en colaboración con 33 socios en Europa, a fin de promover la movilidad eléctrica a través de experimentos centrados en los usuarios de tecnologías innovadoras de recarga para los vehículos eléctricos.

Según explica el fabricante automovilístico, el proyecto, convocado por la Comisión Europea, recibe fondos del programa de investigación e innovación Horizon 2020 de la Unión Europea, siendo Renault el coordinador e interlocutor entre la Comisión y el conjunto de los socios, así como supervisor del desarrollo técnico, presupuestario y de planificación.

Con una duración de 48 meses, desde enero de 2020 hasta diciembre de 2023, Incit-EV gira en torno a dos fases principales, una de estudio de las necesidades y limitaciones de los consumidores y de las tecnologías de recarga y su integración en las infraestructuras y, otra, de demostración en terreno de siete tecnologías.

Entre otras actuaciones, se demostrará la recarga bidireccional de baja potencia (incluidas dos ruedas) y la recarga inductiva estática en los carriles de taxis ubicados en el aeropuerto y en la estación central de Zaragoza.

33 entidades se unen a Renault

Para responder a la necesidad de probar tecnologías de recarga en condiciones reales, como la tecnología de recarga dinámica sin contacto y la estructura del ecosistema en su conjunto, Renault trabajó para crear un consorcio en el que una treintena fabricantes, universidades, institutos, ciudades, startsup y pymes respondieron positivamente a la iniciativa.

Entre los 33 miembros del consorcio se encuentran Atos, el Ayuntamiento de Zaragoza, Fundación Circe Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos, Ingenería y Técnica del Transporte TRIA y Red Eléctrica de España

Subaru, desde el 2030 venderá sólo vehículos eléctricos

Subaru, y sus directivos están convencidos de que podrán lograr la ambiciosa meta de “electrificar” el 100 por ciento de su oferta para mediados de la década de 2030. La marca nipona tiene antecedentes de no haber podido llegar a un objetivo planteado.

El fabricante de automóviles creció rápidamente a principios de la década pasada de la mano de la alta demanda de vehículos utilitarios deportivos en los Estados Unidos, pero ese avance se vio frenado en la segunda mitad de 2018 porque la oferta no fue de la mano de la demanda. La planta que la compañía tiene en el estado de Indiana no construyó la suficiente cantidad del Ascent, un SUV de siete plazas, por lo que aquel objetivo debió aplazarse.

Motor
Cargador instalado en coches eléctricos

La noticia se produce cuando Subaru fortaleció sus lazos con Toyota, en una tendencia de fabricantes de automóviles globales que unen sus fuerzas para reducir los costos de desarrollo y fabricación de nuevas tecnologías.

Para complementar sus líneas de autos híbridos y 100% eléctricos, Subaru planea desarrollar un vehículo llamado “híbrido fuerte” que utiliza la tecnología Toyota y que vería la luz a finales de esta década.

También está desarrollando otro automóvil 100% eléctrico, también con su socia nipona.

Según la marca, aunque utilizarán tecnologías de Toyota, quieren “hacer híbridos que sean claramente Subaru”.

En cuanto al objetivo planteado ahora, Subaru dijo que para el comienzo de la década de 2030 al menos el 40% de sus automóviles vendidos en todo el mundo serán vehículos eléctricos a batería o híbridos.

Volkswagen anunció que entre 2020 y 2021 el mercado de automóviles en España contará con 35 coches VW que usarán la energía eléctrica para funcionar, 20 de ellos serán 100 por ciento eléctricos y el resto híbridos.

En el caso de Toyota, el objetivo global es multiplicar al menos por tres las ventas anuales de autos eléctricos en 2030, desde el nivel de 2018. Serían unos 5,5 millones para ese año, lo que representaría la mitad de sus ventas totales.