PROGRAMA. Los pequeños agricultores de Lupane encuentran soluciones en la agricultura (ipsnoticias.net).
PROGRAMA. Los pequeños agricultores de Lupane encuentran soluciones en la agricultura (ipsnoticias.net).
Flyers para tu emprendimiento

Lupane, Zimbabue (África) – Durante décadas, Linda Ncube, una pequeña agricultora en el noroeste de Zimbabue, confió en el agua que fluía desde la presa de Tshongokwe hacia trincheras excavadas para regar sus cultivos de maíz. Pero cuando hace unos dos años la presa se secó debido a la escasez de precipitaciones y la sedimentación, el impacto sobre la agricultora de 56 años y otros pequeños agricultores en el Esquema de Riego Tshongokwe, una pequeña granja comunitaria en el distrito de Lupane, fue grave.

«Las temperaturas eran tan altas que nuestra cosecha de maíz no podía sobrevivir», dijo Ncube, una madre viuda de dos hijos que ahora vive con sus tres nietos. «No solo sufrimos nosotros los humanos, sino que (incluso) nuestro ganado cuando el agua potable se secó y las tierras de pastoreo se agotaron», aseveró.

Durante la última década, muchos pequeños agricultores en Zimbabue han sufrido malas cosechas debido a la sequía, exacerbando una situación ya grave para millones de personas que necesitan asistencia alimentaria.

Con la represa por debajo de la capacidad y el cambio climático trayendo cada vez más condiciones agrícolas desfavorables, la comunidad de Tshongokwe en 2018 se dio cuenta de que necesitaba encontrar soluciones efectivas a la crisis. «La sequía no solo estaba afectando a los agricultores en el esquema, sino incluso a nuestro mercado», dijo Soneni Dube, presidente del comité del Plan de Riego Tshongokwe. «Buscamos asistencia de ONGs que nos brindaron capacitación y asistencia financiera para resucitar nuestras actividades agrícolas», agregó.

Agricultura climaticamente inteligente

La comunidad decidió unirse a Sizimele-Action for Resilience Building en Zimbabue, un proyecto de consorcio de tres años destinado a impulsar la producción agrícola diversificada para más de 30.000 hogares en riesgo en los distritos de Matobo, Insiza y Lupane con la ayuda de ONG y socios internacionales, incluido el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En el Plan de Riego Tshongokwe, cuyas 24 hectáreas de tierra se comparten entre 63 agricultores, el programa perforó dos pozos con energía solar que almacenan agua en dos tanques de 10.000 litros. Fluyendo desde los tanques, el agua pasa a través de tuberías subterráneas hacia las líneas de goteo para regar los cultivos de los agricultores.

«Hemos pasado de las viejas formas de hacer las cosas a las nuevas formas», dijo Dube. «Dejamos de usar el riego por inundación porque no solo desperdicia agua, sino que elimina los nutrientes de las plantas como los fertilizantes. Ahora estamos usando riego por goteo que ahorra agua y nutrientes críticos para el crecimiento de los cultivos», explicó.

Además, el programa instaló una estación meteorológica que proporciona alertas tempranas y pronósticos de la temporada en el clima y también registra las temperaturas superficiales y subterráneas, así como la velocidad del viento.

La estación tiene un pluviómetro manual utilizado por los agricultores diariamente a las 8 am y un pluviómetro automático que envía datos al Departamento de Servicios Meteorológicos de Zimbabwe, que luego emite mensajes de advertencia temprana si es necesario. «Combinamos esta tecnología con nuestras formas tradicionales locales de monitoreo del clima para verificar si la cantidad de lluvia es buena para que podamos cultivar qué tipos de cultivos y cuándo. También ayuda a la nación a monitorear el clima en esta área», dijo el esquema de riego de Tshongokwe, vicepresidente Ozins Ncube.