RINCÓN DEL VYROREI: Carta para el 2021

0
281
Pabla y Chiruzo

Cada fin de año escribo una carta para mí que la leo finalizando el siguiente año. En la misma relato todas las cosas que me pasarán durante todo el nuevo año. Es muy interesante volver a leer esa carta después del tiempo transcurrido y saber que gran parte de lo que escribí ocurrió. Si no hubiera sido por la pandemia, el 90% de mis objetivos se hubieran cumplido. En mi carta mencioné, sin imaginarme que la pandemia sería posible, que con mi familia terminábamos el año sanos y felices. Este virus arrebató a muchos a sus seres queridos dejando con un sabor amargo estas fiestas. El 2020 quedará para siempre en la historia y en la memoria de todos. Es un antes y un después para esta humanidad que jamás pensó que volvería a pasar otra vez por una pandemia, en una era de tantos avances tecnológicos y científicos. Mató en poco tiempo más personas que muchas guerras.

Cada Gobierno cayó de rodillas ante este enemigo microscópico

Esta vez nuestro enemigo era invisible, silencioso, rápido. Llegó a nosotros para quebrantar nuestra paz, nuestra salud, nuestras vidas. Le declaramos la guerra y el mundo se unió para ponerle pecho. Hemos ganado y perdido batallas, pero aún seguimos de pie con la esperanza de que pronto daremos por terminada esta lucha con la victoria de nuestro lado, más fortalecidos como personas, como sociedad, como seres humanos. Este virus sacó a relucir lo bueno del ser humano: solidaridad, empatía, valentía, como así también salieron a flote carencias, deficiencias en las estructuras de cada Gobierno que no pudo socorrer rápidamente a su pueblo.

Espero, cuando pase todo esto, porque pasará (nada es eterno), que preparen un plan de contingencia para cualquier situación extrema por más alocada que parezca. Quedó demostrado lo vulnerable que somos todos sin importar del país que uno sea. Cada Gobierno cayó de rodillas ante este enemigo microscópico que tuvo la fuerza de dejar estragos sin mucho esfuerzo. Aún no terminó esta guerra y lo que no se llevará este virus serán nuestras ganas de seguir adelante; más resilientes, evolucionados, con caparazón de hierro. Estaremos listos y preparados para enfrentar todo lo que nos depare el futuro.

Por mientras en mi carta de 2021 insistiré una vez más en ganarme la lotería, pediré por la salud de todos y aventuraré alguna cosa que pueda parecer de ciencia ficción. Total este 2020 nos enseñó que la realidad puede superar al mejor guión de cine.

En fin, vyroreipáma voi

- Advertisement - Instalación de vidrios templados

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.